Info Malthus Darwin

septiembre 2nd, 2011 a las 5:46 pm

Síndrome postvacacional

Una de las situaciones más difíciles y tal vez más incómodas de afrontar en la vida laboral, es el regreso a la oficina después de un período de vacaciones.

Y es que aparte de la sensación de cansancio normal que se da al llegar al puesto de trabajo, aparecen otra serie de sobresaltos que se empiezan a notar en el comportamiento.

septIrritabilidad, desgano, ansiedad, insomnio y en ocasiones hasta depresión, hacen parte de los síntomas de lo que se ha denominado, síndrome postvacacional; una reacción de rechazo que produce la mente y el cuerpo ante el regreso al entorno laboral.

Según Gustavo Gómez, docente de la Faculta de Psicología de la Universidad de la Sabana, la duración del síndrome depende de cada persona, pero aclara, que por lo general se da durante la primera y segunda semana de retorno a las labores.

“Lo preocupante es cuando estos indicios persisten más allá de este período. Entonces es necesario buscar asesoría profesional o pensar en la posibilidad de cambiar de trabajo, ya que esto es un claro síntoma de la desmotivación ante lo que se hace”, agrega el experto.

Para un gran porcentaje de los trabajadores, el retorno al trabajo es algo que no es visto como una oportunidad de cumplir nuevos objetivos a nivel profesional, sino por el contrario, una sobrecarga difícil de llevar.

“Por su parte, hay trabajadores que ven en el año nuevo o en el retorno a las labores, un nuevo reto que alcanzar y una motivación más para seguir alcanzando éxitos profesionales”, afirma José Manuel Vecino, gerente de Job Management Vision y consultor Organizacional.

Para que usted haga parte del segundo tipo de profesionales, que ven una oportunidad con el comienzo de un nuevo ciclo y no un karma difícil de llevar, los expertos nos brindan algunos consejos:

  • Recuerde que es período de descanso y deberá desconectarse de sus labores. Así que, el portátil, Ipad, Blackberry o cualquier dispositivo electrónico que lo conecte con su trabajo déjelo bajo llave.
  • Escriba en una lista aquellas tareas que requerirán de atención a la vuelta. Eso ayudará a que su memoria se ponga al día con el trabajo pendiente.
  • Trate que su retorno a la oficina sea a mitad de semana y no el lunes, esto le permitirá tener por lo menos dos días de adaptación a sus funciones.
  • Aproveche el tiempo que le queda de descanso para hacer una evaluación personal de su desempeño, revise su trabajo desde la perspectiva de los logros y establezca nuevos retos.
  • Propóngase nuevas metas para los diferentes aspectos de su vida, desde lo personal, lo familiar, lo social y también lo laboral.
  • Evite volver de vacaciones el día anterior, es importante crear por lo menos un día de transición entre el descanso y el trabajo.
  • Intente hablar con un compañero, esto le permitirá saber qué nuevas noticias hay en la empresa y cómo va ser el ambiente durante su retorno.
  • Vaya despacio al comenzar de nuevo con su jornada y afronte las tareas, comenzando por las más fáciles de cumplir y aumentando día a día la exigencia.
  • Trate de salir temprano, en algunas organizaciones el retorno a las labores es algo que se hace de manera paulatina, intente negociarlo con su jefe.

Recuerde que en gran medida el éxito de su retorno a las labores y cómo afronte el síndrome postvacacional dependerá de la motivación y empeño que le ponga a su trabajo.